Lesión del Ligamento Escafolunado

El ligamento escafolunado hace parte de los 24 huesos y 24 ligamentos que tiene la muñeca. Su función es conectar el hueso del escafoides con el semilunar y permitir que se muevan de forma coordinada y sincrónica, sin que los huesos se rocen o toquen tanto cuando se mueven o se cargan objetos. Si existe algún problema en el ligamento escafolunado el cartílago del carpo iniciará a desgastarse llevando a una artrosis de la muñeca.

Cómo se lesiona el ligamento escafolunado.

Se puede lesionar cuando la persona se cae y se golpea en la palma de la mano, desviando hacia extensión. Este tipo de caídas se pueden presentar practicando algunos deportes como ciclismo, patinaje, baloncesto. La lesión también se puede presentar en accidentes de moto.

Síntomas de la lesión escafolunada.

 

Inicialmente las lesiones escafolunadas hace parte del diagnóstico de esguince de muñeca, esto porque en algunas lesiones ligamentarias incluyendo las escafolunadas, sus síntomas son dolor en el dorso, limitación para la movilidad y dificultad para la carga de objetos. En algunos casos los pacientes manifiestan sonidos como click o chasquidos al mover la muñeca.

 

 

¿Como se diagnostican las lesiones escafolunadas?

 

Requiere una evaluación en consultorio para realizar pruebas o maniobras para indicarnos que el ligamento está roto.  Aquí es importante mencionar que, al momento del trauma, la radiografía puede salir normal, razón por la cual este tipo de lesiones son difíciles de diagnosticar, por eso se recomiendan consultar al cirujano de mano si se tiene un dolor en la muñeca luego de un trauma, para buscar la causa de este.

 

La herramienta más útil en imagen para confirmar el diagnóstico es la resonancia magnética, la cual permite evaluar y definir si un ligamento está roto.

Tratamiento de las lesiones escafolunadas.

Inicialmente las lesiones se manejan con inmovilización, mejorando así un número importante de casos, pero aquellos sin mejoría deben remitirse a terapia física o rehabilitación.

Aquellos casos sin mejoría se deben programar para reparación y reconstrucción ligamentaria. Hoy debido al avance en la tecnología ambos procedimientos se pueden realizar a través de una artroscopia de muñeca, garantizando así no solo un adecuado diagnóstico, sino también un mínimo dolor e hinchazón en el postoperatorio, gracias a las incisiones mínimas (heridas de cirugía), logrando una rápida recuperación no solo de la movilidad y la capacidad para levantar objetos pesados.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No products in the cart.

Return To Shop