Fractura-Escafoides

Fractura de Escafoides

El hueso del escafoides hace parte de los 7 huesos del carpo, siendo el que más se fractura de este conjunto de huesos. El 15% de los traumas agudos de la muñeca ocurren en el Escafoides, siendo más frecuentes en pacientes jóvenes entre los 15 y 30 años.

¿Cómo fracturarse el hueso escafoides?

Ocurre cuando se cae con la mano estirada, soportando todo el peso en la palma de la mano, siendo frecuente en accidentes de tránsito o actividades deportivas.

¿Cuáles son los problemas con la fractura de escafoides?

  • Al llegar al servicio de urgencias, el porcentaje de no visualización de la fractura en la primera radiografía puede llegar a un 40%, por lo que, erróneamente, la fractura se puede llegar a diagnosticar como un simple esguince de muñeca.
  • En aquellos pacientes que consultan al servicio de urgencias por trauma y dolor en muñeca, la tomografía es una herramienta diagnóstica útil, que nos ayuda a descartar y bajar el porcentaje de falla de la radiografía. Este examen tiene la ventaja de brindar imágenes tridimensionales de las estructuras óseas, aumentando así la probabilidad de ser detectada la fractura.
  • A diferencia de otros huesos, el escafoides tiene una vascularización deficiente, esto hace que tenga zonas con menor probabilidad de consolidación, así que dependiendo de la zona donde este la fractura los riesgos de que pegue bien cambian.

Pie de foto: Como se muestra en las figuras, el hueso escafoides, en su parte proximal, no presenta una buena vascularización (irrigación de sangre) como si lo presenta en su parte distal, por lo que esta zona puede tener una menor consolidación de la fractura.

¿Por qué operar una fractura de escafoides?

Años atrás, el manejo de una fractura de escafoides se realizaba usando un yeso por 2 o 3 meses, evitando así la movilidad tanto de la mano como del codo, sin embargo, con la aparición de nuevas herramientas (tornillos sin cabeza y compresión), hoy en día el procedimiento quirúrgico garantiza una adecuada y rápida recuperación de la fractura.

Como médicos buscamos realizar tratamientos o cirugías mínimamente invasivas, que no solo garanticen una adecuada y rápida consolidación de cualquier fractura, sino también el descartar lesiones ligamentarias asociadas, es así que el procedimiento quirúrgico recomendado para la corrección de una fractura de escafoides es la técnica de artroscopia de muñeca, junto a la aplicación del tornillo por una herida mínima, este procedimiento, mínimamente invasivo, tiene muchas ventajas y beneficios para el paciente.

¿Cuál es la ventaja de la artroscopia en este tipo de fracturas?

La artroscopia de muñeca no solo permite evaluar la apropiada corrección de la fractura de escafoides, sino también la adecuada ubicación y longitud del tornillo y al mismo tiempo permite descartar lesiones ligamentarias asociadas, garantizando así un adecuado resultado de la cirugía y una pronta recuperación y reintegración del paciente, no solo a su vida laboral sino también a sus actividades de la vida diaria.

¿Al cuánto tiempo se puede mover la mano o la muñeca, luego de una cirugía de fractura de escafoides?

Si la fractura de escafoides es corregida usando la técnica de artroscopia de muñeca, el inicio de la movilidad puede ser tan rápido como el dolor postoperatorio lo permita. El inicio del movimiento de la muñeca se puede iniciar luego de la primera revisión, revisión que se da a los tres días después de la cirugía, garantizando así una rápida rehabilitación y reintegración del paciente a sus actividades de la vida diaria, siguiendo ciertas recomendaciones. Ver el artículo ¿Qué hacer luego de una cirugía de mano?

Share with

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No products in the cart.

Return To Shop