¿Cómo se lesionan los dedos los escaladores?

La popularidad en escalar ha incrementado en los últimos años, siendo este deporte practicado tanto en espacios abiertos como cerrados, de forma recreativa como competitiva. Según un reporte de la Federación Internacional del Deporte de Escalada alrededor de 25 millones de personas practican este deporte en el mundo.


Las partes del cuerpo que mayormente se ven afectadas al realizar esta actividad son los miembros inferiores, sin embargo, las manos y en especial los dedos pueden sufrir constantemente lesiones por el sobre uso que se les da. Para entender este tipo de lesiones que ocurre explicaremos brevemente acerca del sistema poleas flexores de los dedos.


La polea es una estructura anatómica que se encuentra en la cara anterior de los dedos largos y del pulgar. Cada dedo tiene un total de 5 poleas anulares y 4 poleas cruciformes a lo largo del dedo. Su función principal es la de mantener el tendón flexor (el que dobla el dedo) sujeto al hueso del dedo (la falange).

¿Cuál es la importancia de las poleas?

A2 y A4 que son amplias y fuertes y se insertan directamente en el hueso y su función es mantener el tendón pegado al hueso y evitar el desplazamiento de este.
A1, A3 y A5 son menos rígidas y están ubicas en las articulaciones, área del movimiento de los dedos.

La posición de la mano al momento de hacer el agarre para escalar pone en riego este sistema de poleas, esto por cuanto se aumenta la tensión de los tendones flexores tanto en la polea A2 como A4. Los dedos más frecuentemente afectados son el 4 y 3 dedo, respectivamente, y la polea A2 la más frecuentemente lesionada.

Tipos de agarre que usan los escaladores

  • Agarre arqueado o Crimp

Utilizado para garantizar más agarre entre las puntas de las yemas de los dedos y las superficies pequeñas. Las grandes fuerzas ejercidas por los tendones sobre las poleas pueden ocasionar rupturas de las poleas.

  • Agarre con mano abierta

Se usa para alcanzar resaltes pequeños y con poca inclinación, es el agarre más
seguro para la polea.

¿Cómo saber si hay lesión en las poleas?

Inicialmente se presenta dolor y edema sobre la zona de la polea afectada, asociado a morado en la misma zona, pero estos síntomas en ocasiones son difíciles para definir el grado de lesión de las poleas, así que se requieren algunas ayudas diagnósticas para comprobar la gravedad de la lesión.

¿Cómo prevenir estas lesiones?

Un adecuado calentamiento de los dedos le permite al escalador realizar más fuerza de agarre y soportar más tensión por parte de los tendones en el área de las poleas.

Rozar las palmas de las manos una sobre otra, frotar la palma de una mano contra el dorso de otra mano, movimientos circulares de cada dedo realizados con la otra mano, realizar cierre y apertura de los dedos de la mano son algunas de los movimientos de calentamiento que se recomiendan.

Otra forma de prevenirlo es el uso de cinta o adhesivo en forma de anillo alrededor de la falange proximal y media para prever las lesiones, aunque biomecánicamente no existe soporte científico. De igual manera, el uso de la cinta no elástica ayuda a prevenir la tensión en una polea lesionada.

¿Cuál es la mejor forma de usar la cinta en los dedos lesionados?

Hay dos formas de usar la cinta circular, en 8 y en H. De estas dos formas la que ha demostrado disminuye la tensión en la polea, pero al mismo tiempo le permite incrementar la fuerza en la posición de agarre de los escaladores en los dedos lesionados, es la de forma en H.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No products in the cart.

Return To Shop